1.000 kilómetro contra la leucemia